Puestos de Pronto Socorro sustituyeron a los hospitales

Los seis puestos de Pronto Socorro que forman parte del Sistema de Salud de la Gobernación de Miranda, han superado los servicios que prestan los hospitales y en algunos casos hasta los han sustituidos, según afirmó el secretario de Salud, Gustavo Villasmil.

Ayer el canciller y presidente de presidente de la Corporación Miranda (CorpoMiranda), Elías Jaua, a través de las redes sociales anunció que se aprobaron recursos para reparaciones del Hospital de Higuerote, al respecto a Villasmil afirmó: “Por fin, después de cinco años se acordaron del hospital que está en condiciones deplorables”.

Recordó que cuando ganó el gobernador Henrique Capriles Radonski el Gobierno Central se adueño de los hospitales tipo uno de la región y entre ellos el de Higuerote.

“De allí surgieron los puestos Pronto Socorro como establecimientos para atender emergencias menores, en las que se pueda estabilizar al paciente y remitirlo al centro de salud más cercano. Sin embargo, este criterio ha cambiado por las deficiencias de los hospitales y porque 65% de los módulos de barrio adentro de Miranda están inoperativos “, dijo el responsable de Salud.

En el caso de Higuerote, los mismos médicos de este centro asistencial refieren a los pacientes para el Pronto Socorro de los bomberos. “La gente lo conoce ya como el hospitalito, donde se atienden más de 500 personas diarias”.
Indicó que en el Pronto Socorro de Charallave, que es uno de los más pequeños, se reciben mil pacientes diarios porque los cuatro hospitales tipo uno ubicados en los Valles del Tuy son deficientes, carecen de insumos y medicamentos.

Con información de El Universal.

Estudian origen de contaminación en Caracolito

La intoxicación de un grupo de personas en Playa Caracolito, el pasado domingo, que causó la evacuación y posterior cierre del balneario como medida de seguridad tomada por los Bomberos Marinos del Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos, despertó el interés de las autoridades, que sospechan que la contaminación de las aguas se debe a las emisiones químicas de la planta de Pdvsa, localizada en Los Totumos.

Gustavo Villasmil, secretario de Salud del Gobierno de Miranda, aseguró que todo parece indicar que la intoxicación de los bañistas se debe a la contaminación por desechos químicos, pues los afectados presentaron características sintomatológicas –irritación de piel y mucosas– parecidas a las de quienes sufrieron una intoxicación en Higuerote en noviembre de 2009.

“Está la particularidad de que los pacientes, en ambas situaciones, percibieron un olor penetrante en el ambiente”, dijo Villasmil en alusión a la similitud de los casos. Las muestras del balneario fueron enviadas a un laboratorio para determinar si es cierta la hipótesis epidemiológica planteada.

En febrero de este año, las aguas de playa Caracolito fueron sometidas a un estudio bacteriológico y físico-químico como parte del Operativo Carnaval 2013. Las pruebas arrojaron que las aguas estaban libres de contaminantes y cumplían con los criterios de aptitud en cuanto a la calidad de las aguas establecidos en el Decreto 883, publicado en Gaceta Oficial N° 5021, informaron funcionarios de la Gobernación de Miranda.

Con información de El Nacional.

Capriles: La prensa oficial tapa la crisis hospitalaria nacional

El gobernado de Miranda, Henrique Capriles, refrescó a los venezolanos la poca credibilidad que, a su juicio, tienen los funcionarios del alto Gobierno, los mismos que “durante semanas mintieron y tuvieron al país en zozobra” con el estado de salud de Hugo Chávez y que elaboraron “el guión de los Paracachitos”, dijo en su programa “Venezuela somos todos”.

“Nadie se cree el cuento de que quieren matar al Toripollo. Cuidado si entre ellos mismos buscan eliminarse”. Capriles se burló de Nicolás Maduro y del ministro Miguel Rodríguez Torres y aseguró que el Gobierno busca desviar la atención sobre los gravísimos problemas cotidianos del país.

“Este que habla con pajaritos ha denunciado 11 conspiraciones y habla de cuatro supuestos magnicidios en lo que va de año, uno por mes desde que asumió. Es un libreto típico de Fidel Castro, del régimen cubano. Este caballero (Maduro) quiere batir el récord de 640 denuncias de magnicidio en 48 años, 1,5 por mes”.

Llamó la atención sobre el hecho de que el periodista Miguel Salazar había anunciado en Twitter, con seis días de antelación, los mismos detalles que Rodríguez Torres divulgó el lunes. Capriles extendió su programa por una hora y 34 minutos y abordó diversos temas, aunque el gobernador quiso centrarse en la crisis nacional de la salud pública y para ello tuvo como invitado al director de Salud de Miranda, Gustavo Villasmil.

“El 8-D hay que convertirlo en la llave que abra la puerta a los cambios en el país. Este Gobierno es profundamente incapaz, no da una sola señal de cómo va a resolver la crisis hospitalaria, eso no va a cambiar, no hay materia gris”, dijo Capriles luego de leer varios de los titulares de primera plana de diarios nacionales que ayer dieron cuenta de la paralización de algunos servicios hospitalarios por falta de dotación. Criticó que los medios de comunicación en manos del Gobierno no reseñan ninguno de esos casos”.

Villasmil denunció que en Venezuela existe “eutanasia social”, pues los pacientes, que no escogen su enfermedad, son dejados a su suerte, especialmente los afectados por males cardíacos y cáncer, que encabezan las estadísticas de mortalidad. Asimismo, denunció la elevada tasa de mortalidad materna del que señaló “es el indicador más vergonzoso que puede identificar a la salud pública”.

También alertó Villasmil sobre “la vergüenza” de 50.647 casos de malaria detectados este año. Además, Villasmil expuso “el drama de las enfermedades prevenibles por vacunas”. Sobre el sarampión habló de “la vergüenza de una vacuna que tiene 40 años, escasamente cubre al 70% de los niños venezolanos, cuando cuesta 5 centavos de dólar”.

Con información de Elvia Gómez, El Universal.

Estiman que con el Estado Mayor para la salud no se resolverá la crisis

El director de salud de la gobernación del estado Miranda, Gustavo Villasmil, aseguró que poner el problema de los hospitales “en manos de una comisión de muy alto nivel es la mejor garantía de que allí no va a pasar nada”.  

Hizo estás declaraciones en relación al reciente anuncio, por parte del Gobierno, de la creación del Estado Mayor para la salud, y cuya comisión estará integrada por el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza; el vicepresidente del Área Social, Héctor Rodríguez; la ministra para la Salud, Isabel Iturria; el ministro para Ciencia, Tecnología e Innovación, Manuel Fernández; el presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, Carlos Rotondaro; y un equipo de cinco médicos.

“Hay que llamar a personas competentes, con probidad técnica a enfrentar un problema en el cual el Gobierno viene fracasando de manera consistente desde hace más de una década”, dijo Villasmil.

“No tengo ninguna confianza en macro comisiones que jamás se han paseado por la realidad concreta de las camas de los enfermos y menos cuando está en manos de personas que de esto no tienen la menor idea”, dijo.

Manifestó que hay que darle “el beneficio de la duda a quienes se han condolido de la tragedia hospitalaria venezolana y apostamos a su éxito porque esos hospitales los necesitamos también en nuestro estado (Miranda), aunque no estén bajo nuestra administración”.

Sin embargo, el director mirandino destacó que “a este problema en su día se le dedicó un caudal de recursos nada despreciable, que fueron administrados bajo la gestión de la doctora (y ministra Eugenia) Sader y cualquier observador puede ir y constatar in situ, lo que de esas inversiones resultó. A esto se le metió un dineral y de eso no se tuvo, sino los pobres resultados que se ven ahora”.

Villasmil alertó acerca de la efectividad que podrían tener los recursos que se invertirán a través del Estado Mayor para la Salud. “Cuidado y no pase en esta oportunidad que se dediquen recursos fiscales importantes a un saco sin fondo, del cual nunca podemos extraer resultados. El drama de los hospitales no es para altas comisiones, es un problema de micro gestión. No dudo que hayan macro lineamientos que haya que afinar”, dijo, pero explicó que en lo micro, en la atención de los pacientes con cáncer, en el cateterismo, en el contacto directo con los pacientes ahí no hay orden alguno, “eso es un caos altamente consumidor de dinero y que no genera mayores resultados”.

La vida depende del sector privado

“En Venezuela las dos primeras causas de mortalidad son las enfermedades cardiovasculares y neoplásicas (cáncer), y el pronóstico de un paciente depende de su mayor o menor capacidad de pago, en aras de comprar esos servicios en el sector privado. Oncología pública en Venezuela no hay porque el 75 por ciento de los aceleradores que se compraron a Argentina están parados y eso costó mucho dinero”, afirmó.

Hizo énfasis en que la cardiología de primer mundo que se hace con hemodinamía, intervención cardiovascular o con cirugía cardiovascular “es simbólica en los hospitales públicos y el 20 % de los venezolanos que muere, lo hace por causas cardíacas”.

Puso como ejemplo de fracaso de las políticas públicas del gobierno nacional que la Misión “Barrio Adentro le costó al país en siete años 6500 millones de dólares, y en Miranda el 65 por ciento (de los módulos) está cerrado”.

Más importante que quién es el ministro de salud, el secretario de salud de un estado o el director de un hospital; es más importante ver cuál es la cualificación técnica que tenga el jefe de un departamento quirúrgico en un hospital general venezolano.

El Estado tiene más camas y atiende a menos pacientes

El director de salud de la gobernación de Miranda aseguró que “las clínicas privadas reciben la mitad del movimiento de pacientes y tienen casi la octava parte de todas las camas que hay en Venezuela porque hay gente encargada de asegurarse que ese paciente reciba de manera pronta los tratamientos que requiere. Tienen poco más de siete de las 40 mil camas que hay en Venezuela y están resolviendo las necesidades de atención médica de más del 50 por ciento de la población”.

Denunció que “alrededor de 12 mil médicos se han ido del país y 5 mil han emigrado al sector privado. Los hospitales públicos venezolanos están en manos de nadie”.

Por otro lado sostuvo que “el afán ideológico de ir contra la medicina privada haciéndola el epicentro del problema, siendo como es, la última línea de defensa.

“Vean hasta donde tensan la cabuya porque se les puede reventar el guaral. Aquí nadie ha visto a ministros o generales llevando a la mamá para el PEPO (Periférico) de Catia”, dijo.

Con información de Víctor La Cruz, El Universal.

Playas de la costa oriental en riesgo por aguas servidas

La causa de la intoxicación de 17 personas, registrada el pasado 25 de agosto en playa Caracolito, en el estado Miranda, continúa como una incógnita. Aunque el Ministerio del Ambiente elaboró un informe técnico sobre la calidad del agua en el balneario, no ha sido publicado. “Han descartado de que se trate de contaminación por agentes químicos procedente de las embarcaciones pesadas de Pdvsa que cargan o descargan en la playa. Sin embargo, al hacerse un estudio no se puede desestimar ninguna tesis”, afirmó Gustavo Villasmil, secretario de Salud de la entidad.

Para Diana Ruiz, coordinadora de proyectos de Fudena, el caso de Caracolito no es único. “Aún no se conocen los motivos de las intoxicaciones en este balneario, así que no podemos especular. Pero podría decirse que muchas playas de la costa oriental del país no están aptas para bañistas debido a su proximidad con complejos hoteleros que, en una gran proporción, carecen de plantas de tratamiento de aguas servidas y eso representa una amenaza para las especies marinas y los seres humanos”, precisó.

Indicó que los ríos y lagos no están exentos de contaminantes. “En la región de los llanos se puede observar con frecuencia que son utilizados como sitios de descarga de desechos”, acotó.

Señaló, además, que las condiciones de los lagos de Maracaibo y de Valencia también son preocupantes. “Pese a que en el primer caso no tenemos registros de brotes de intoxicación como en Caracolito, son altos los niveles de lemna. Y en la última se necesita un monitoreo más constante de sus condiciones”.

Recomendó a los bañistas cuidar las playas, pues en la mayoría de los casos la contaminación se produce por el impacto de los seres humanos sobre el ambiente. “Somos los primeros que debemos conservar nuestras playas, ríos y lagos. Se acerca el Día Mundial de las Playas (el 21 de septiembre) y es buen momento para unirnos a su conservación de manera permanente”.

 

Informe regional. La Secretaría de Salud de Miranda practica un estudio sobre las condiciones de Caracolito, que esperan concluir la próxima semana. “Hay indicios que apuntan a la contaminación por agentes químicos. En 2009 y otros años se presentaron cuadros similares al ocurrido el pasado 25 de agosto. Estamos midiendo muchas variables”, señaló Villasmil.

Recordó que en 2009 se asignó una comisión de la Fiscalía Ambiental para investigar la intoxicación de un grupo de personas, pero que no hubo un resultado concluyente. “Si se abre una averiguación por algo, es necesario llegar hasta el final para tomar medidas preventivas y evitar que el fenómeno vuelva a ocurrir”, dijo.

El caso de Caracolito es extraño, según los expertos. De acuerdo con un informe técnico elaborado por la Gobernación de Miranda, la playa estaba en óptimas condiciones. “Nosotros tenemos constancia de que su contaminación no ha sido permanente, pues siempre evaluamos la calidad del agua ante la proximidad de temporadas vacacionales o de asueto. A principios de año estaba apta para bañistas. Eso nos hace pensar que pudo ocurrir una fuga de agentes químicos. Ni en Venezuela ni en Noruega estamos exentos de que sucedan estos accidentes, aunque siempre deben tomarse medidas de precaución ante posibles riesgos. Por eso, creo que el Ministerio del Ambiente no debe descartar esa hipótesis”.

 

Tips para no entrar en playas contaminadas

-No se bañe en playas con malos olores. Cuando el olor es similar al de aguas servidas existe un alto riesgo de que sea utilizado como desagüe de viviendas o comercios.

-Si la playa está cerca de complejos hoteleros, tome medidas de precaución porque podría no estar totalmente pura. En muchas ocasiones, los hoteles no poseen plantas de tratamiento y utilizan a las playas como desagüe o se desechan desperdicios sólidos.

-Las aguas turbias pueden indicar que el agua está contaminada. Aunque no ocurre en todos los casos, las playas o ríos turbios pueden ser una señal de que no están óptimas. Sin embargo, en otros casos no significa que estén contaminadas, sino que transporta muchos sedimentos inofensivos para la salud.

-Revise las listas de balnearios aptos. Antes de aventurarse a alguna playa en vacaciones o asueto, es importante monitorear listas actualizadas y emitidas por el Ministerio de Ambiente o las gobernaciones.

Con información de Maolis Castro, El Nacional.

Pronto Socorro Móvil garantizará salud de los residentes en los Valles del Tuy

Con el objetivo de incrementar la atención primaria de salud y reducir los índices de morbilidad por enfermedades prevenibles, este miércoles será inaugurado el Pronto Socorro Móvil (PSM), que atenderá a las comunidades de bajos recursos residentes en los Valles del Tuy, estado Miranda. La inversión de proyecto se ubicó en Bs. 1 millón 932.054.

Se estima la visita de más de 480 pacientes anuales y 5 mil 760 anuales, quienes también tendrán acceso a otros programas gratuitos de salud, entre los que se encuentran: la entrega de medicamentos a través del plan “Mi Remedio”, el Banco de consultas médicas, el Fondo Mirandino de Salud,  jornadas de vacunación, acceso a los métodos de salud sexual y reproductiva, planificación familiar y el despistaje de cáncer de cuello uterino.

Cabe destacar que el PSM está dotado de un consultorio médico rotativo e instrumentos de alta tecnología tales como: tensiómetro, nebulizador, equipo de ORL, equipo de cirugía, electrocardiógrafo portátil y glucómetro, además de  personal calificado, entre médicos y enfermeras, en cada una de las áreas de atención, quienes trabajarán en una jornada de seis horas, de lunes a viernes.

En la vía

En el marco de la Ruta de la Salud se estableció el trayecto de visita del PSM y quedó conformado de la siguiente manera: en el municipio Lander, se trasladará a Aragüita I y II, Santa Bárbara y Ocumare.

También habrá presencia en el municipio Urdaneta, en las zonas de Parque Humbold, Quebrada Cúa, Ciudad Hermosa y Miralejos, ubicadas en la parroquia Cúa.

Los habitantes del municipio Cristóbal Rojas serán atendidos en los sectores: Milagros de Dios, Agüita, San Ignacio y Palos Grandes; mientras que los residentes del municipio Independencia,  contarán con la unidad móvil en los sectores Lozada, La Ceiba, Barrio Verde y Cardenal.

Los vecinos del municipio Paz Castillo recibirán los servicios médicos en las comunidades de El Nogal, Siquire, Manguito II y Mamonal.

 

Con información de Comunicaciones corporativas de Salud Miranda.

Reportan repunte de malaria y paludismo

Según el boletín epidemiológico del Ministerio de Salud, en lo que va de 2013 se ha contabilizado un total de 50 mil 647 afectados por malaria y paludismo, lo que representa 88,5% de incremento con relación con el año 2012, cuando la cartera de salud contabilizó 26 mil 873 personas infectadas para el mismo periodo.

El secretario de Salud del estado Miranda, Gustavo Villasmil, aseguró que el regreso de este pandemia de debe a la situación “de abandono” en la que se encuentra el sistema de salud público nacional. “Cuando se dejan de atender temas tan esenciales para la sociedad, vemos resultados drásticos como lo que estamos viendo actualmente en el área de la salud”.

El secretario de Salud de la entidad dijo que hasta la fecha no se han reportado casos de paludismo en Miranda, sin embargo, señaló que el cerco epidemiológico está activado, dado la proximidad con el estado Anzoátegui. “Todos nuestros centros de atención de la Red de Salud Francisco de Miranda están aptos para detectar un eventual contagio y cuentan con el tratamiento médico para tratar la enfermedad”.

Dijo que los síntomas suelen comenzar entre 10 y 35 días después de que un mosquito inyecta el parásito a la persona. “Por lo general, los primeros síntomas son fiebre leve e intermitente, dolor de cabeza y dolor muscular, escalofríos junto con una sensación de malestar general. A veces los síntomas comienzan con escalofríos y temblores seguidos de fiebre, los cuales duran entre 2 y 3 días y con frecuencia se confunden con la sintomatología de la gripe”.